Dos Sorpresas

Dos sorpresas

La conferencia que Alfonso Romero impartió el miércoles en el Conservatorio Superior acerca de las diferentes orquestaciones de los «Cuadros de una exposición» dio pistas acerca del tratamiento instrumental que imprimiría a su «Sinfonía nº 3», de la que el jueves escuchamos su estreno absoluto. Sin forzar los instrumentos ni someterlos a sonoridades impostadas, aprovechó nuestro autor la natural flexibilidad de la paleta sonora orquestal para, en este caso, utilizarla en masa en la realización de una obra oscura y sombría, casi siniestra, monolítica y un tanto obsesiva y de cuyo relativo radicalismo idiomático inicial iría paulatinamente liberándose hacia el desenlace final, ya con ciertas concesiones a la galería, incluidos ciertos guiños hindúes. Fue, creo, la primera sorpresa de la velada, pues no es habitual arrancar al público tantos aplausos en un estreno. Contribuyó el esfuerzo de una formación sinfónica que, a base de empuje y de determinación interpretativa, acabó compensando la falta de ensayos.

Previa a la sinfonía, la Orquesta y el director invitado Miquel Ortega ofrecieron una fluida y elástica versión del celebérrimo «Preludio a la siesta de un fauno», abordado con incuestionable lógica de análisis e impecablemente resuelto desde el punto de vista técnico.

La segunda sorpresa de la velada vendría durante la segunda parte. Grieg es un autor tremendamente popular y accesible, el mejor embajador con el que Noruega haya podido contar jamás, y las suites de «Peer Gynt» forman parte de los grandes éxitos de todos los tiempos. La expresividad de su música siempre llega, en parte porque la poesía que encierra aflora muy fácilmente, y sus «Danzas sinfónicas», que ocuparon toda la segunda parte del concierto, comparten el romanticismo, la vena lírica y el nacionalismo de toda su producción. Orquesta y director extrajeron de la partitura todo lo posible y aún más para hacer sonar estas danzas, no precisamente ambiciosas ni dominadas por angustiosos existencialismos, de manera brillante e incluso vibrante. Exuberancia orquestal, dinámicas fuertemente enfrentadas y sobre todo extraordinarias intervenciones solistas fueron las causantes del magnífico resultado global. Enhorabuena.

Por F. Javier Santos.

Fuente: sevilla.abc.es/cordoba/20131026/sevp-sorpresas-20131026.html

Descarga la noticia aquí.

Post your comment

MÁS ALLÁ DE ETIQUETAS
Alfonso Romero Asenjo nuevo CD en NAXOS en la colección "Classics from Spain"